nov 20

Ciclo Retroalimentación con COOPER

Posted by Son Estrella Galicia in Uncategorized

El ciclo de Retroalimentación lleva a Cooper al escenario de la Sala Mardi Gras, sala SON Estrella Galicia, el viernes 21 de Noviembre.

Después de formar parte de Los Flechazos durante más de una década y de tomarse un par de años sabáticos, Alex Diez puso a andar a COOPER, proyecto “en solitario con banda” de guitarras y pop para el 2.000 y en adelante.

Cooper ha editado alguno de los discos más emocionantes de pop en español de este siglo, ha actuado por toda España en salas y festivales, ha girado por Alemania y visitado Inglaterra, construyendo una carrera sólida a base de canciones y coherencia. En 2011 se publicó “Mi Universo”, tal vez su mejor álbum, que fue presentado en una novedosa gira virtual y que tuvo continuidad con la edición en 2012 del dvd “A propósito de mi universo”.

Este mes de Noviembre Cooper editará su próximo trabajo, un miniLp titulado “UHF” del que se ha extraído el single “Entre Girasoles”. Para ir haciendo sabor de boca, el grupo se embarca en la Gira del Aperitivo, un pequeño tour de cinco conciertos exclusivos en horario de mediodía y de acceso para todos los públicos. Y ahora llega el momento de presentar UHF por toda España, empezando por Coruña.

Imagen de previsualización de YouTube

Entradas anticipadas en Portobello, Bristol Bar y salamardigras.com (10 euros). Taquilla 12 euros.

nov 20

Caminitos del Deseo de Manos de Topo

Posted by Son Estrella Galicia in Uncategorized

Manos de Topo presentarán su Caminitos del Deseo en Sala Mardi Gras (19/Dic) y sala El Sol (6/Feb), salas SON Estrella Galicia.

El nuevo trabajo de la banda ha necesitado tres años para encontrar un atajo. Donde siguen cantando al amor. Pero ahora desde la autoedición. Doce canciones que hablan de andar nuevos caminos, crear senderos diminutos al margen de las rutas sentimentales oficiales. Todo lleno de trampas.

“Caminitos del deseo” según Manos de Topo para MondoSonoro:

Fantasmas de tus agujeros
Una vez pedimos cita para visitar el monte de Bugarach donde tenía que acabar el mundo. Llegamos tarde y nos lo perdimos todo. Y ahora los fantasmas siguen apareciendo en situaciones, lugares, esquinas de una ciudad o de un cuerpo. Y siempre te trasladan, por agujeros, a momentos que pensabas haber superado. Esto va de lidiar con los fracasos más comunes con los que nos reencontraremos unas cuantas veces al día, y donde los turistas se hacen fotos para colgar en Instagram. Y odias a los turistas, ergo a tu ciudad. O era al revés…

Ingeniería Nupcial
Es una canción muy bonita sobre lo esperanzador que es no estar solo y tener a alguien a quien querer, alguien que te ha cambiado la vida. El problema es que, a medida que pasa el tiempo, los síntomas van a peor. Hablo de esa necesidad que tenemos por enamorarnos. La canción baraja la posibilidad de abrirse diferentes cuentas de usuario en las diferentes aplicaciones de citas por Internet y acabar ligando contigo mismo para fingir que tenemos pareja y ya no estamos solos.

Islas de Luz
El concepto de los “Caminitos del deseo” se explora en estas islas de luz. La necesidad de hacerse un camino propio, un atajo propio en el que no importa que vayas contra dirección o si llegarás a un barranco. Si nos equivocamos que sea a nuestra manera. Si le faltamos el respeto al mundo que sea desobedeciendo a alguien o riéndonos de lo mal que nos orientamos en los mapas.

Tus bombas del Liceo
Esta canción nació cuando más cabreados estábamos con lo que nos rodeaba. ¡Canta una canción en lugar de sacar los cuchillos a la calle! Terrorismo camuflado en piel de The Magnetic Fields, una oda al ente subversivo que habita en nuestro interior, y a la vocecita que todos tenemos, que nos aconseja que incendiemos la Diagonal.

Collar de Macarrones
Antes nos divertíamos con cualquier cosa. Antes éramos jóvenes. Ahora somos viejos. Y echamos de menos todo aquello, el ser jovencitos, el divertirnos haciendo collares de macarrones y siendo despreocupados y frívolos.

Bragas Bandera
Esta es la letra más triste que ha escrito Manos de Topo. Habla da las consecuencias de camuflarte en el collar de macarrones y no darte cuenta de que has hecho de tus bragas bandera; vives atrapado en un cupcake de chocolates geométricos, atrapado por la frivolidad de una ciudad que fue olímpica. La comodidad es la tendencia, e intentas obviar que todos tus ídolos son gente muy vieja, estrenando cada día ropa nueva. Vieja por dentro, se entiende. En realidad todo el disco navega por la idea de que nos estamos haciendo viejos y que si no cambiamos la forma de hacer las cosas no vamos a ver cumplido ni el sueño de acabar la colección de cromos.

Virgen Consagrada
¿Cómo hacer de la cotidianidad un lugar maravilloso? ¿Cómo romper algo para que parezca nuevo? ¿Cómo mantener enamorado a alguien después de tanto tiempo? Son preguntas que ni siquiera Víctor Castro de “Saber y Ganar” puede responder y que hemos lanzado en clave de Low y The Velvet Underground.

Abríguense los solteros
El hombre del tiempo nos ha dado un consejo que sirve para todo el año. Otro consejo es que siempre es más emocionante estar en tierra hostil, buscando el conflicto y olvidando las nostalgias, que en la comodidad de un sofá. A no ser que el sofá esté lleno de chinches pues estos se reproducen por inseminación traumática que quiere decir que no necesitan una vagina para eyacular sino que penetran cualquier lugar del cuerpo de su pareja. Como quererse a cuchillazos. Mejor soltero. Mejor abrigado.

Democracias y desgracias
Tener hijos vuelve a estar de moda. Todo a nuestro alrededor se articula según la descendencia. Es normal. Y por eso dijimos de hacer una nana. Una antinana, de hecho. Nos imaginábamos qué cantarle a un bebé acorde con los tiempos y nos salió algo para que los niños crezcan desconfiados y subversivos, pero siempre con muchas ganas de meterse en las camas de los demás.

Un último esfuerzo
Esta canción es una mentira. En realidad una mentirijilla piadosa para cantar todos juntos, guiñándonos los ojos y obviando que todo va a acabar mal. Pero en realidad es una canción muy positiva. Si bien sabemos que no existe el último esfuerzo, sí que es verdad que si vamos todos juntos en marea podremos reconquistar repúblicas, y dará igual que ese esfuerzo sea el último o el primero.

Enlace original

nov 19

Niños Mutantes con SON Estrella Galicia

Posted by Son Estrella Galicia in Uncategorized

Niños Mutantes volverán a la agenda SON Estrella Galicia con un concierto imprescindible el 13 de diciembre en la Sala Capitol.

En palabras de Virginia Díaz. Radio 3:

Tengo que escribir mis impresiones sobre este disco y lo primero que siento es que me quedo sin palabras. Lo único que me apetece es volver a disfrutarlo entero para aprender a digerir tanta barbaridad junta. ¿Cómo se puede resumir en una hoja las sensaciones que provoca todo este talento? Voy a intentarlo.

El Futuro. Así se titula el octavo disco de Niños Mutantes. Una genialidad que les coloca en un nivel superior. No se trata de un trabajo conceptual, aunque sí es cierto que la idea de futuro planea sobre muchas de las canciones, en dos sentidos. El futuro que nos espera, con el que no están de acuerdo pero que se puede cambiar, y el futuro que ellos se imaginaban a los 20 años: “Lo que íbamos a ser es lo que somos ahora y no es, ni mucho menos, tan deslumbrante, ni perfecto”. Claro que, de eso, te das cuenta tras varias escuchas porque las primeras te dejan casi en estado de shock. Ellos han estado centrados más en la música que en el mensaje y así se manifiesta. Y comienzas con ‘Barronal’ y hueles a Mediterráneo.

Un poco al de Serrat bañado, eso sí, en un delicioso aroma andaluz que desprende emoción por los cuatro costados. ‘Barronal’ es una cala del Cabo de Gata donde Juan Alberto (voz) quiere que se esparzan sus cenizas. Una última voluntad que se torna alegre y optimista gracias a los coros del final que te obligarían a volver al principio de la canción para escucharla en bucle. Pero prefieres seguir descubriendo la calidez del autorretrato que se muestra en ‘Boomerang’ y dejarte llevar por su exquisita melodía melancólicay resignada, que se termina deconstruyendo con ellos en vivo.

En El Futuro se oye hasta la respiración de los Niños Mutantes y queda latente que se han dejado el alma en cada una de las once canciones. Te levantan de la silla cuando la batería galopa en ‘Es lo que hay’, con una suerte de explosión de rabia que se contiene solo cuando la voz de Juan Alberto aparece sobre las notas de la guitarra final. Y entonces llega ‘Hermana mía’. Aquí hablamos ya de palabras mayores y, sin duda, de una de las canciones del año. Funciona como una apisonadora y las guitarras no dejan respiro alguno. Tampoco el estribillo con el que, literalmente, vuelas (“¡Vamos a volar, vamos a volar!”). Un himno, una locura mutante que,cuando roza el fin, hace que sientas alivio de tanta intensidad. Cuentan Niños Mutantes que los mejores momentos de la grabación -que ha durado tres semanas, de nuevo en los estudios “Producciones más peligrosas todavía”, del quinto mutante, Jose Antonio Sánchez, y su hermano Pablo, en Tablones, Órgiva, en La Alpujarra granadina- eran los de después de la cena. Frente a la chimenea, escuchando música “sin prejuicios”.

Desde Serrat a Arcade Fire, pasando por Tino Casal, Michael Jackson, Manzanita, Morricone o Limahl, a quien rinden un homenaje, a modo sorpresa, en la anti alienante ‘Robot’. Y, por primera vez, con la compañía de Ricky Falkner, genio elegido por los de Granada para que aportara en la producción un “sonido menos crudo y directo, con más arreglos y más ambientes”.

Imagen de previsualización de YouTube

Y así ha sido, a pesar de la voz sincera y desgarrada de la historia del gran amor de ‘Santo Domingo’ o la transparencia de ‘Todo va a cambiar’, donde la batería vuelve a galopar y se van sumando magistralmente las capas de sonido. O la mezcla acústica entre Band of Horses, Mumford and Sons y The Lumineers -sin olvidar que los Mutantes estaban antes- que se desvanece en el tiempo y en el espacio gracias a ‘Olvídate de ti’. O los guiños algo psicodélicos y sesenteros de ‘El circo’, el momento más rock y experimental del disco. Hay toneladas de energía. Y teclados y ukeleles, ha y magia…

Y hay un pasaje que merece la pena destacar por su abrumadora madurez y por la limpieza y honestidad que desprende. Y ese es ‘Huesos’: “Es brutal. Cuando la oigo y la toco, solo pienso en lo bello que es el universo cuando a Juan Alberto le da la gana” (Nani, batería). Aviso, se te saltan las lágrimas. Y después de todo lo anterior y con algún que otro contratiempo (a Juan Alberto le volvieron a robar la grabadora donde tenía todos los bocetos del álbum y Andrés, guitarra, sufrió una rotura de escafoides justo antes del proceso), cuando llegas a ‘La epidemia’ y echas la vista atrás, te das cuenta de que El Futuro es el disco que necesitas en uno de los momentos clave de tu vida.

Fecha: sábado 13 de diciembre, 22:00h
Dónde: Sala Capitol, Santiago de Compostela. SON Estrella Galicia
Precio: oferta limitada 10€ / anticipada 15€ / taquilla 18€
Venta de entradas: Ticketea

nov 19

L.A. presenta Secrets Undone con SON Estrella Galicia

Posted by Son Estrella Galicia in Uncategorized

Después de una intensa gira por México, Estados Unidos y Europa, y un veranosin parar de actuar en los principales festivales españoles, Luis A. Segura se toma unas breves “vacaciones” y, eso sí, guitarra en mano decide poner rumbo a Big Sur en la costa californiana. Allí, junto al productor Matt Wignall y su amigo Kyle, escribe un sin fin de nuevas canciones inspiradas en la salvaje naturaleza de los lugares que van visitando, los acantilados, los bosques, los moteles de carretera, las largas charlas nocturnas a la luz de la hoguera… Todo esto y más se ve reflejado en canciones como “Secrets Undone”, grabada en la pintoresca localidad de Long Beach y que presentarán en exclusiva el 10 de Diciembre en un íntimo y muy especial concierto en el Teatro Lara de Madrid de la mano, cómo no, de SON Estrella Galicia.

Imagen de previsualización de YouTube

Fecha: miércoles 10 de diciembre, 22:00h
Dónde: Teatro Lara, Madrid. SON Estrella Galicia
Precio: anticipada 18€-20€ (incluye single exclusivo de presentación del nuevo disco Secrets Undone 7”)
Venta de entradas: Ticketea

nov 17

Sandra Kolstad en Madrid

Posted by Son Estrella Galicia in Uncategorized

Sandra Kolstad estará en Madrid con SON Estrella Galicia el Jueves 4 de Diciembre de 2014 en el Teatro del Arte.

Sandra Kolstad combina su pasión por los elementos acústicos y electrónicos en un universo musical experimental, lleno de alegría e imaginación. Sus actuaciones altamente visuales seducen al público y abren un universo repleto de ritmos electrónicos, voces de ensueño e intensas instrumentaciones.

Ya desde muy joven Sandra Kolstad se ha dedicado a la música, inicialmente como estudiante de piano clásico en Noruega, aunque pronto su foco principal fue componer su propia música.

Después de haber viajado por varios países como Cuba, India o Mongolia, Sandra se mudó a Berlín en 2009 y comenzó a trabajar en sus propias canciones, estableciendo su identidad musical.

En Berlín, Sandra empezó a trabajar con la música electrónica, hardware electrónico y sintetizadores, y pronto descubrió un sonido que la pudiera identificar. Un sonido que es experimental pero bailable e invita al oyente a su realidad extravagante. Centrándose en la exploración del potencial de su música en directo, las actuaciones de Sandra Kolstad son visualmente estimulantes, al igual que sus vídeos y sesiones de fotos.

Imagen de previsualización de YouTube

Su debut “Crux” y su segundo álbum “(Nothing lasts) Forever” recibieron grandes elogios tanto en Noruega cómo a nivel internacional, y en consecuencia, estuvo girando por Europa, Reino Unido, Rusia, Canadá y EE.UU.

Su tercer álbum de Sandra Kolstad “Zero Gravity State of Mine” saldrá el próximo lunes 6 de octubre.

Las entradas Sandra Kolstad en Madrid con SON Estrella Galicia tienen un coste de 10€ + gastos gestión y 12€ + gastos de gestión anticipada en ticketea.

nov 16

León Benavente en Galicia

Posted by Son Estrella Galicia in Uncategorized

León Benavente volverá a la agenda SON Estrella Galicia con dos conciertos el 19 y 20 de Diciembre en la Sala SUPER 8 Ferrol y Sala Capitol .

En el año 1962, más o menos cuando la nieve se empezaba a derretir en algunas cumbres y la primavera se instalaba, Francisco Franco tomó una decisión que él consideraba de capital importancia y a la que venía dando vueltas desde hacía tiempo: quiso descubrir cuál era el centro exacto de la península ibérica. Tenía que saber dónde se situaba el mismo centro geográfico de España (Portugal, como si no existiera), no podía dormir por las noches sin averiguarlo. Siglos atrás, los musulmanes ya habían hecho sus cálculos y habían señalado un punto en la que más tarde sería la villa cristiana de Pinto, al sur de Madrid. Pero Don Francisco no se fiaba de los moros, que debían saber mucho de rezos y de hablar raro pero lo que es de aritmética geográfica, poco, así que dio un golpe sobre la mesa. Mandó llamar a El Pardo a los mejores matemáticos e ingenieros de caminos de todo el mundo, que casualmente fueron todos españoles, y les encomendó la tarea. Tras trece meses de trabajo a destajo, de complicadas mediciones, los expertos llegaron a una conclusión: los moros se habían equivocado, pero por muy poco: el centro de España estaba en realidad en la localidad de Valdemoro, a unos siete kilómetros de Pinto. Enseguida comenzó la disputa entre los dos municipios por ver cuál de los dos ostentaba el título, y hubo vecinos que sacaron la escopeta y se dispusieron a defender su honor a tiros. Franco pensó que el asunto se le estaba yendo de las manos, y fue entonces cuando pronunció una de sus frases más célebres. Con su voz afluatada dijo: “ni pa ti ni pa mí”, y se fue a un punto equidistante de los dos pueblos, en Getafe. Allí, en un cerro, plantó un monumento y en un acto oficial declaró el lugar “Centro Auténtico de España”. Cuando le preguntaban si ese era el punto geográfico exacto él se limitaba a decir: “bueno, es por aquí, no hurgues”. Con todo, la disputa entre Pinto y Valdemoro dio lugar a una de las expresiones más populares del refranero español. Y para Franco la cosa se había convertido en una cuestión de orgullo personal, más que de orgullo patrio. Algunos historiadores sostienen si el Generalísimo se afanó tanto en reprimir los nacionalismos periféricos no fue por motivaciones políticas, sino porque una eventual independencia de Cataluña le iba a joder el centro geográfico y hala, vuelta a empezar con los cálculos. Y eso no podía ser.

El origen

Ha transcurrido nada menos que medio siglo y las cosas empiezan a cambiar, o eso parece. El régimen fascista fue agonizando sin ninguna prisa, para dar paso a una simpática transición que nos llevaría a un nuevo régimen neoliberal y aquí nos encontramos, tan a gusto y pensando si prenderle fuego a todo o si hacer nosotros de antorchas humanas. Pero esto de lo que vengo a hablar es algo que sucede ahora y no podría haber sucedido antes. Todo empezó así:
Justo 50 años después de que Franco se pusiera tonto, en marzo de 2012, a Luis Rodríguez le dejó tirado el coche cuando bajaba a Madrid desde Asturias. Era la enésima vez que hacía ese recorrido desde que se trasladara de Oviedo a la capital, un camino que los que vivimos por aquí arriba nos conocemos demasiado bien: subir y bajar el Huerna, la Ruta de la Plata, la Carretera de La Coruña. En mitad de aquello se quedó Luis, parado en la autovía dentro un Opel Corsa con más 300.000 kilómetros a sus espaldas y cargado con un bajo, un amplificador y una maleta de viaje. En el tramo que une León con Benavente, que es como decir en medio de ninguna parte, porque si miras a uno y otro lado del asfalto lo que ves es un páramo enorme. Mientras esperaba a que llegara la grúa, Luis llamó a Abraham Boba, vecino suyo en el madrileño barrio de Conde Duque. Hacía apenas un año que Abraham había publicado su álbum Los días desierto. Luis le habló de escribir canciones juntos. Boba refunfuñó primero, se rió entre dientes después y le dijo: “pero nada de canciones de amor, ya no más”. Quedaron en verse en cuanto Luis llegara. Por aquel entonces César Verdú estaba en Murcia peleándose con las mezclas finales de Alquimística, el disco de Schwarz que vería la luz unos meses más tarde. Fue el segundo en recibir la llamada desde la nada. César sería el baterista, pero también algo más: un director de sonido. Y Luis dejó para el final a Edu Baos, que se encontraba ensayando en Zaragoza algunos temas que formarían parte de El amor y las mayorías, el álbum de Tachenko que acaba de salir a la venta hace unos días en el momento en el que se redactan estas líneas. Aunque tendría el año ocupado con ese disco, todos sabían que más que contingente, Edu era necesario para el proyecto y enseguida se unió a la banda. Un alleranu, un vigués, un murciano y un maño. Suena a chiste pero es cosa seria. Todos nacidos a mediados de los setenta, trovadores y nómadas, dándose cita en medio de ninguna parte. Venían de sitios distintos y cada uno había transitado sus propios caminos por el krautrock, el pop psicodélico, el rock de autor o el folk, pero tenían que acabar confluyendo en un punto aún por definir. Aunque nadie lo sabía, en ese momento se estaba desplazando el centro de la península, o mejor dicho, se estaba gestando un nuevo estado, que era él mismo todo centro y todo periferia: León Benavente.

El viaje

Empezar hablando de cruces de caminos y puntos de encuentro para tratar de decir algo del disco de debut de León Benavente no es un capricho. Si me viera obligado a ponerle una etiqueta universal a esta estupenda colección de canciones sería la de road pop, porque adentrarse en ella supone un viaje físico y emocional, por carreteras y caminos secundarios, lugares y estados mentales de confusión, rabia, desconcierto e incertidumbre. No se encuentran aquí canciones que nos hablen del salón de casa o de la angustia que nos provocan las paredes de nuestra habitación. Es un disco que mira mucho más allá, al mundo de ahí fuera, y se aventura a recorrerlo dando cuenta de todos los riesgos que conlleva el viaje. Puede escucharse cómodamente desde el sofá, pero mejor hacerlo mirando por la ventana, y mucho mejor estando fuera y en movimiento: una magnífica mixtape monográfica para un viaje por carretera, o por la naturaleza si se quiere, pero en todo caso un viaje que tiene algo de frenético. Desde Perpignan a Nueva York, pasando por el barrio del Cabanyal o el parque de El Retiro, hasta una quincena de lugares concretos son mencionados de una u otra forma en el álbum, sin contar con los referidos en el propio nombre de la banda. Nos ponemos en marcha. El motor de este vehículo suena engrasado y escupe ecos de Can y Stereolab: una base rítimica formada por bajos, sintes, baterías y percusiones que nos transportan de un extremo a otro del disco con cambios de marcha que parecen calculados matemáticamente. Las guitarras de Luis oscilan entre los riffs pegados al suelo que en ocasiones remiten a unos Gang of four y los arpegios ensoñadores que nos despegan varios metros por encima del asfalto y se acercan al más reciente dream pop. Abraham lo envuelve y desenvuelve todo con el Farfisa mientras nos lo cuenta, y lo cuenta mejor que nadie.
El trayecto comienza con una constatación de riesgos. Desde las primeras notas parecen decirnos que van a romper con todo lo que se daba por supuesto, a sabiendas de los lastres con los que parten. “Ánimo, valiente” es un grito de aliento que es casi una chufla, porque si no empezamos así acabaremos igual que al principio. Tú que sabes lo que fueron los 80, / te mereces todo lo que pase. Avisados quedamos. Enorme canción. El discurso sonoro se vuelve más furioso a medida que los peligros se van haciendo más palpables. Se oyen cantos de hienas y surgen las primeras dudas, que quedan ventiladas con un estribillo directo al estómago. Las cuestiones se van sucediendo una tras otra en el disco, y aunque a veces cada canción parece contestar a aquella que la precede, estamos ante un álbum más de preguntas que de respuestas, y si en algún momento sucumben a la nostalgia de algo anterior al viaje queda claro que se trata solo de un lugar de paso. Las canciones más aparentemente amables del disco nos llevan de una suerte de saudade (“Estado provisional”) a un agrio desencanto en la distópica “Las ruinas”, pero estas dos paradas en el camino quedan sublimadas cuando se enmarcan dentro del viaje completo. Es uno de esos discos raros hoy en día, mucho más frecuentes hace unas décadas, en los que merece la pena hacer una escucha ininterrumpida de principio a fin. El modo de escucha aleatorio es pecado si uno se quiere adentrar en este periplo. Y hasta ahora no hemos llegado más que a la mitad del recorrido. Ahora viene lo duro. Cuestionarlo todo mientras se pasa por todo parece ser la máxima de León Benavente, y eso es lo que hacen en el ecuador del disco con un trallazo inapelable como “La palabra”, donde se enfrentan a los límites del sonido y del lenguaje para decidir que antes de encarar de nuevo el amor, vamos a preguntarnos de qué hablamos cuando hablamos de esa cosa y de todas las demás cosas que hasta ahora parecían sagradas. El golpe de estado ya está dado; ahora vamos a pensar en un nuevo orden. La furia desatada da paso a la más reflexiva “Década”, porque algo tiene que cambiar o si no se irá todo a la mierda. Preludio inquietante del que es uno de los momentos álgidos del disco, en el que se sube al carro Irantzu Valencia como autoestopista de lujo. “La gran desilusión” ahonda en el tema del desencanto y lo transforma en una pieza de orfebrería pop que nos deja con una sonrisa marcada a fuego en la cara, una que es en parte dulce y en parte amarga. Y aunque nos quedamos embelesados, la recta final del viaje nos depara un momento épico, un duelo a pleno sol como en una película del oeste pero en esta particular película de carretera. La montaña rusa sónica de León Benavente nos lleva del desasosiego a la revuelta pasando por la indignación, o cómo a través de las emociones vividas, la imaginación y la evocación sonora, el rock puede plantarle cara al mundo real. En este disco todos se mueven, pero nadie huye. En “El Rey Ricardo” y “Revolución” nuestras navajas de Albacete se enfrentan a su espada de Toledo, y después de la brutalidad nos queda una sensación de victoria. Si echamos la vista atrás nos damos cuenta de que todo ha sucedido a través de nueve grandes canciones, una por una. Pero esperen, que aún queda la secuencia final. En “Ser brigada” recogen a otra autoestopista ilustre, Cristina Martínez, y cierran el álbum con un viaje dentro del viaje, una historia de amor y violencia (ahora sí) para la que no hay “y fueron felices y comieron perdices” que valga, sino esta bomba: Y vieron que incluso las flores tienen su parte decadente, / que se pudra este ramo de rosas pero no antes que usted, señor presidente. Epílogo tremendo para un paseo salvaje y precioso de apenas cuarenta minutos. Los cuarenta minutos más intensos que el que esto suscribe ha tenido en mucho tiempo.

El destino

¿Para qué volver? Para qué, dicen, si hemos llegado hasta aquí. Lo que nadie sabe aún es dónde van a ir a parar, pero sospecho que muy lejos. Si algo me parece innegable escuchando a León Benavente es que este no es un mero encuentro casual en algún punto situado entre Mozota y Moreda de Aller. León Benavente no es El Pisuerga que pasa por Valladolid, no es creíble que el estado de gracia que desprenden estas canciones sea cosa de coyunturas. En la música pop tenemos la fea costumbre de llamar a las nuevas aventuras “proyectos”, o aún peor, “proyectos paralelos”, como si siempre fueran cosas que están por hacer o que acontecen en una dimensión secundaria. El álbum de debut de León Benavente es una realidad urgente, y apuesto a que se seguirá hablando de él dentro de algunos años. Tal vez incluso dentro de medio siglo, cuando se cumpla otro ciclo y alguien decida volver a desplazar el centro de la península ibérica.

nov 11

Novedades Carminha en las salas SON Estrella Galicia

Posted by Son Estrella Galicia in Uncategorized

La banda gallega llevarán sus sonidos a las salas SON Estrella Galicia: Sala Super 8 (14/Nov) y Sala Capitol (18/Dic).

Novedades Carminha defenderán su último trabajo más cuidados y a composiciones llenas de creatividad y dinamismo. Sin renunciar ni por un instante a las señas de identidad que los han traído hasta aquí.

Imagen de previsualización de YouTube

Tras la publicación el pasado 14 de octubre de su tercer largo: “Orden Invisible”, Eladio y los Seres Queridos estrenan hoy el primer videoclip de este trabajo: “Seremos Santos Inocentes”, corte con el que comienza el disco más eléctrico de los gallegos, y que resume el concepto del álbum.

En él nos muestran que el tiempo es una suerte de trampa mental: tanto lo pasado como lo que está por venir siempre han estado ahí. Vivir es aprender a dominar sus coordenadas, y por consiguiente, enterrar al niño que llevamos dentro.

Imagen de previsualización de YouTube

Gira de la banda
19 noviembre, Sala Sol, Madrid (Sala SON Estrella Galicia)
20 noviembre, Los Conciertos de Radio 3, Madrid
21 noviembre, Sala Pussy Wagon, Albacete
22 noviembre, Sala Jo, Murcia
26 noviembre, Sala Capitol, Santiago de Compostela (Sala SON Estrella Galicia)
28 noviembre, La Fábrica de Chocolate Club, Vigo
05 diciembre, Mardi Gras, A Coruña (Sala SON Estrella Galicia)
13 diciembre, Teatro Principal, A Estrada
21 enero, Café Gran Teatro, León
24 enero, Sidecar, Barcelona

nov 10

Arizona Baby en Galicia

Posted by SON Estrella Galicia in Uncategorized

Arizona Baby presentará su SECRET FIRES, un álbum personal y revolucionario, a las salas SON Estrella Galicia, Sala Capitol y Sala Super 8 el 14 y 15 de Noviembre respectivamente.

Si el primer álbum de Arizona Baby fue una revelación, y el segundo supuso la consagración de la banda como un referente sonoro en el panorama indie-rock español, Secret Fires, su tercer álbum, podría considerarse un golpe de efecto sorprendente en su trayectoria.

Un álbum personalista y fuerte, lleno de matices y en el que la banda experimenta con nuevos sonidos y deja entrever influencias hasta ahora apenas intuidas.

Secret Fires recalará en tierras gallegas esta próxima semana con dos conciertos en los que Arizona Baby desplegará toda su magia sobre el escenario, demostrando que aún queda mucho por disfrutar del talento de la banda.

Imagen de previsualización de YouTube

El viernes 14 noviembre Compostela recibe a los Arizona Baby en la Sala Capitol dentro del Compostela Rock. Una cita que se fija a las 21:30h (Entradas anticipadas a 12 € + gastos en A Reixa Tenda, Taquilla Teatro Principal de 18 a 21h, Ticketea y www.salacapitol.com)

Y el sábado 15 noviembre, a las 23:30, será el turno de la Sala SUPER 8 Ferrol (Entradas a 12 € + gastos en Ticketea y Sala Super 8)

nov 08

Josh Rouse con SON Estrella Galicia

Posted by SON Estrella Galicia in Uncategorized

Josh Rouse vuelve a nuestra agenda SON Estrella Galicia: el sábado en el Café & Pop Torgal ( #AmericanAutumnSONEG) y el domingo en la Sala Mardi Gras (#15aniversarioMardiGras).

El estadounidense es un nombre bien conocido por el público español, sobre todo desde que en 2005 decidió convertir estos pagos en lugares de residencia. Su música bebe de una orientación más bien californiana, de las fuentes del country-rock y el soft rock, aunque en su caso queda impregnada por los matices de una existencia nómada que le ha ido llevando desde su Nebraska natal (su debut de 1998 se tituló, no casualmente, “Dressed Up Like Nebraska”) hasta Nashville (con el nombre de esa ciudad bautizó a su álbum de 2005, tampoco casualmente), pasando por Utah, Dakota del Sur, Arizona… Sin olvidar la moderada mediterraneización de su sonido en discos como “Subtítulo” (2006) o “El Turista” (2010). A todo eso inyectará el nervio tenso y el poso rebelde -y seguramente la inocencia de los Modern Lovers- que exudaba el primer LP de Gordon Gano, Brian Ritchie y Victor DeLorenzo, una respuesta visceral al reaganismo y al pavor a crecer que atenazaba a mucho joven que se sentía aislado en aquella pesadilla

Imagen de previsualización de YouTube